Todos los semáforos están en verde para la reelección en mayo del etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus al frente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el único candidato al puesto, tras una votación procedimental este martes en Ginebra.

“Me faltan palabras. Muy agradecido por el respaldo renovado”, declaró el director general de la Organización Mundial de la Salud tras la luz verde obtenida por el Consejo ejecutivo de este organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Los dos últimos años fueron muy difíciles”.

Dijo, agradeciendo a los Estados su apoyo durante la pandemia.

Tedros Adhanom tendrá que ser elegido formalmente en mayo por el conjunto de los Estados miembros de la organización, algo que se da por descontado porque es el único candidato.

En el marco de una votación secreta, en una reunión a puerta cerrada, el Comité ejecutivo de la OMS validó su candidatura formalmente, después de que expusiera su programa.

Durante esa presentación, Tedros Adhanom pidió a los países que “refuercen el papel de la OMS dentro de la estructuración mundial de la salud” y que reconozcan la salud como un derecho humano fundamental.

Su candidatura contaba con el apoyo de 28 Estados miembros de la OMS, entre varios países de la Unión Europea (UE), y algunos países africanos, como Kenia Ruanda.