El febrero de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicará de forma completa un plan “fase de control” del coronavirus (COVID-19), que busca controlar la pandemia en el mundo, informó durante su Junta Ejecutiva número 150 desde Ginebra, Suiza.

En la edición, donde participaron funcionarios de salud de varios países, el epidemiólogo irlandés Mike Ryan, jefe de Emergencias Sanitarias de la OMS, explicó que la “fase de control” analizará la situación de cada nación, riesgos demográficos, niveles de vacunación, acceso a servicios de salud.

“Con la ‘fase de control’ queremos salir de la emergencia en 2022: reduciremos y controlaremos la incidencia de infección; protegeremos a personas, sobre todo a las más vulnerables, de la exposición a variantes futuras; trabajaremos en prevención, tratamiento y diagnóstico”.

OMS.

¿En qué consiste el plan “fase de control”?

  • La OMS se muestra positiva respecto al COVID-19 para 2022
  • Reconoció que habrá brechas por economía, política y derechos

Como prioridades de la “fase de control”, el funcionario de la OMS resaltó apoyo a sistemas de salud débiles, lograr una vacunación en masa e igualitaria, diagnósticos tempranos y efectivos, alertar sobre los riesgos de salud que empeoran la enfermedad.

“Comunicar a comunidades la información y los conocimientos más actuales sobre el COVID-19, restaurar y ayudar a las capacidades de los sistemas de salud y profesionales de la salud para mayor protección. El virus sigue evolucionando; la recuperación no será en línea recta”.

OMS hará más estudios para “fase de control”

  • Incluirá aspectos de creencias y costumbres de los países
  • La disponibilidad de pruebas COVID-19 será fundamental

La “fase de control” conseguirá la victoria, dijo Mike Ryan de la OMS, sólo si coordinamos financiación y compartimos recursos de forma equitativa: “Concluyo: terminemos con la desinformación; son muchas las formas para pasar a un sistema sostenible”.