El gobernador del estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, expresó este martes que no se retirará de su cargo, aunque existan narcopolíticos que lo quiera fuera del mismo.

“Muchos quieren que me vaya, pero no me voy a ir, muchos narcopolíticos y la política que le ha hecho daño al estado quiere que me vaya, pero aquí estoy y sigo firme, que les quede clarito, a mí no me van a apantallar ni me van a amenazar, ni amedrentar, siempre he sido una persona de frente. Y aquí seguimos trabajando y esto es lo que me interesa más, y van a seguir los ataques de estos políticos, pero aquí estoy, mira, aquí está papá, no les tengo miedo”.

Cuauhtémoc Blanco Bravo, gobernador de Morelos

En un medio de comunicación local expresó que no lo van a amedrentar, que va a ir al frente contra quien sea, destacó que no tiene miedo y reiteró que irá hasta donde tope con quien sea.

Cuauhtémoc Blanco mencionó que el sigue firme, para que les quede claro que no lo van a impresionar.

La denuncia del gobernador de Morelos

El pasado 17 de enero, el gobernador Cuauhtémoc Blanco acudió a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (Femdo), de la Fiscalía General de la República (FGR), ubicada en la Ciudad de México (CDMX), para presentar una denuncia de hechos contra quien resulte responsable, luego de que se le vinculara con grupos delincuenciales y se emprendiera, dijo, una campaña sucia en su contra.

Su abogado, Alfonso Pérez Daza, precisó que acudieron a la instancia judicial debido a que el fiscal del estado de Morelos, Uriel Carmona, no tiene competencia para investigar las acusaciones.

El gobernador subrayó que él no pacta con narcotraficantes, que la denuncia de los legisladores en su contra es una “guerra sucia”, iniciada desde que llegó al gobierno de Morelos. Enfatizó que seguirá luchando contra los narcopolíticos.