Por el robo de un cilindro de gas cloro, la Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México lanzó una alerta a seis estados de la República: Guanajuato, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, San Luis Potosí y Querétaro.  

En un hilo en su cuenta de Twitter, la Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México informó que el robo del cilindro de gas cloro y de equipo de cloración ocurrió en las instalaciones del pozo de la Comisión Estatal de Aguas (CEA) de Querétaro.

  • Por lo anterior, se lanzó la alerta por el robo del cilindro de gas a las unidades de Protección Civil de las entidades mencionadas anteriormente.   

“Alertamiento dirigido a las unidades de Protección Civil, para conocimiento e implementación de acciones preventivas de protección a la población”, informó la dependencia.

Daños a la salud si se tiene contacto con el material

El nivel de riesgo es alto porque si se inhala o se absorbe con la piel, podría ser fatal, dijo la autoridad. El número de serie del cilindro es el 3449104.

A decir de expertos, la exposición a gas de cloro puede causar:

  • Irritación en ojos, nariz y membranas mucosas
  • En casos graves, ampollas severas en la piel
  • Se recomienda ir al médico si hay exposición al material
  • De acuerdo con el Departamento de Seguros de Texas, oficina gubernamental del estado estadounidense, exponerse a concentraciones altas puede causar tensión en la garganta y pecho –edema pulmonar-, lo que podría derivar incluso en la muerte.

La autoridad implementó recorridos con la ayuda de la Policía estatal y municipal, apoyadas con la Guardia Nacional. Además, Protección Civil de Querétaro también alertó a 18 municipios de la entidad

¿Qué hacer en caso de encontrarlo?

La Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México pidió a la ciudadanía reportarlo al 911 o al 800 400 47 00 y 442 309 1400, extensión 20855; si el cilindro se localiza en Querétaro, reportarlo al 442 217 0702 o al 442 211 0600, de la Comisión Estatal de Aguas de dicha entidad.

  • A la ciudadanía se le pide no tratar de abrirlo o tener contacto con el contenido, pues es muy tóxico.