A pesar del repunte de casos de Covid-19, el gobernador del estado, Mauricio Kuri González, aseveró que no habrá retroceso en el semáforo sanitario.

En ese sentido insistió en que sólo se pasará al escenario B en caso de rebasar el 50 por ciento de las hospitalizaciones a causa de la enfermedad.

Esto a pesar de que la vocería organizacional alertó sobre el incremento de contagios la semana pasada.

“Mientras no tengamos presión en la hospitalización. Tengamos la posibilidad de darle la atención a la gente no creemos, no vemos la posibilidad de bajar a nivel B”.

De acuerdo con el mandatario estatal, esta se trata de una respuesta técnica y no política para mantener abierta la economía.

“No es una respuesta política, es una respuesta técnica de los que saben aunque yo estaré pugnando para hacer lo posible para que sigan abriendo los negocios”.

Por ello insistió en la necesidad de mantener abiertos los eventos sociales y aforos en comercios de Querétaro.