Lucía Franco tenía programado el vuelo a Ciudad Juárez, Chihuahua, el sábado a las 17:00 horas y se lo cancelaron, y luego de esperar respuesta de la aerolínea se lo reagendaron para mañana, martes 11 de enero, por lo que se quedó, junto a su esposo, tres días más en la capital mexicana.

Aunque Aeroméxico, la línea a la que le compró los pasajes, les ha pagado el hospedaje, taxis y los alimentos, mencionó que sí ha representado incomodidad.

“Tuvimos que hacer reacomodos y gestionar permisos laborales, esto representa cansancio e incomodidad, aunque estamos conscientes de que esta es una situación fuera del alcance de las personas”, expuso.

Araceli Reyes, también duró dos días extras en la Ciudad de México, pues su vuelo hacia Nueva York se canceló, pero según la aerolínea ayer domingo a las 18:00 horas saldría hacia Estados Unidos.

“Ya nos dijeron que este día salimos, pero no nos han asegurado, necesito regresar por mi trabajo, la escuela de los niños, sólo vinimos a pasar Navidad y Año Nuevo, pero aquí seguimos”, expresó la pasajera junto a su familia.

María también sumó casi dos días en el AICM esperando salir también a Nueva York, aunque no se conocen la empresa les prometió, por separado, llevarlas a su destino ayer domingo.

“Es complicado, porque ando con una bebé de ocho meses y se me enfermó y la aeroínea aún no nos resuelven nada, ahorita seguimos teniendo problema con las maletas, nosotros pagamos el equipaje que traemos, pero nos dicen que debemos volver a apagar y no es justo”, señaló.

A las afueras de las terminales uno y dos del aeropuerto capitalino, se mantienen las largas filas para acceder a una prueba de detección Covid-19. Las pruebas PCR se ofrecen por 2 mil 200 pesos y las de antígeno por mil 700.

El costo puede variar entre los distintos laboratorios que se han instalado en ambas terminales, la más barata que se puede encontrar es de 700 pesos y se trata de una prueba rápida.

El tiempo de espera es prolongado. Un grupo de cuatro personas residentes de Nicaragua duró dos horas haciendo fila para hacerse la prueba pues en los vuelos internacionales éstas son obligatorias.

Por este tema, ciudadanos se quejan del costo de las pruebas para detectar Coronavirus afuera del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), pues estas las venden entre los 2 mil 200 pesos que son las PCR, siglas en inglés (Reacción en cadena de la polimerasa) y mil 700, una antígeno.

El costo puede variar entre los distintos laboratorios que se han instalado en la Terminal 1 y 2, la más barata está a 700 pesos la prueba rápida. Los ciudadanos deben esperar mínimo 20 minutos para obtener los resultados.

Además, no sólo es el costo, si no el tiempo de espera, un grupo de cuatro personas residentes de Nicaragua duró dos horas haciendo fila para hacerse la prueba, pues en los vuelos internacionales estas son obligatorias.

Alondra comentó que entienden la necesidad de la prueba Covid, pero el precio es cada día más caro, por lo que deberían permitir otros laboratorios, dar mayores opciones, y haya competencia, con esto bajaría precio para los pasajeros

 

EL SOL DE MÉXICO