Rosie Rivera hermana de Jenni conocida como “La reina de la banda”, subió a sus redes sociales un video donde asegura que no contestará a las acusaciones de “Chiquis”, hija de la cantante, sobre el robo a las empresas de su madre.

En el video subido a sus redes sociales, Rosie Rivera explica que no va a contestar las acusaciones de su sobrina y mucho menos en público, al tratarse un tema familiar.

Rosie Rivera asegura que su misión en la vida es predicar la palabra de Dios y que su enemigo es el diablo y que a su familia nunca la verá como enemiga.

 “Podemos decidir quiénes son nuestros amigos, pero también podemos decidir quiénes son nuestros enemigos; yo he decidido que mi familia, que la gente que yo amo no son mis enemigos, lo decido con mi corazón”.

Rosie Rivera

Hace algunos días la hija de Jenni Rivera conocida como “Chiquis” acuso a Rosie de estar al tanto de un robo a las empresas de su fallecida madre y haberlo ocultado.

“Me acabo de dar cuenta que hace un par de años, alguien estaba robando de Jenni Rivera Fashion, alguien muy cercano a Rosie, y Rosie lo sabía. Se lo dijo a mi hermana Jacqie; en ese entonces, según se pagó el dinero, Rosie pagó el dinero. No sé cuánto, todavía tenemos que ir a ver, creo que fueron como 80 mil dólares, que se robaron”.

“Chiquis” Rivera

“Chiquis” Rivera aseguró que no considera que Rosie sea una ladrona, pero sí le reprocha no haber hablado del robo cuando ella estaba a cargo del patrimonio de la “Gran señora”.

Jacqie Rivera, la segunda hija de Jenni Rivera, asumió hace un par de días el liderazgo de las dos empresas que dejó la artista, Jenni Rivera Enterprises, LLC y Jenni Rivera Fashion LLC, remplazando a su tía Rosie, que había asumido la responsabilidad de los negocios desde la muerte de la “Diva de la Banda” en 2012.

Jenni Rivera, también conocida como “La Gran Señora”, murió en un accidente de avión tras un último concierto en la ciudad de Monterrey, en el noreste de México, el 9 de diciembre de 2012, un suceso que conmocionó a sus seguidores en México y Estados Unidos.

La artista vendió más de 20 millones de copias de sus discos y se hizo acreedora a más de 50 premios y reconocimientos, incluyendo Billboard Music Awards, Premios Billboard y Premio Lo Nuestro.