El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que ya se analiza la aprobación de dos medicamentos para el tratamiento contra el COVID-19. Uno de ellos es el Molnupiravir, que recibiría su autorización para uso de emergencia este viernes 7 de enero.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario federal dijo que aparte del Molnupiravir también se analiza el Paxlovid.

“Ya dos medicamentos que están en proceso de aprobación por Cofepris que resultan efectivos, tomados, y ya están por autorizarse y se van a empezar a aplicar en hospitales públicos para que estén al acceso de todos los enfermos”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

López Obrador señaló que en el caso del Molnupiravir, creada por Merck, ya tuvo una opinión favorable del Conacyt y del Comité de Moléculas Nuevas de la Cofepris.

Mientras que el Paxlovid, de Pfizer, aún se encuentra en proceso de aprobación y será analizada por el Conacyt el próximo 13 de enero de este año.

El presidente de la República también indicó que dichos fármacos son efectivos y actúan de manera rápida, por lo que sus análisis serán buenas noticias para combatir la pandemia de coronavirus.

“Es menos el tiempo de la enfermedad, es decir, el contagio, se tarda menos en salir si se utilizan estos medicamentos. Una vez que esté autorizado vamos a analizar (cuántos se comprarían)”.

Molnupiravir reduce hospitalización

El molnupiravir fue autorizado por el regulador de Reino Unido, la Agencia Reguladora de Medicamentos (MHRA, por sus siglas en inglés), para las personas que sufren un COVID-19 ligero o moderado y presentan al menos un factor de riesgo de desarrollar la enfermedad de manera grave (obesidad, edad superior a 60 años, diabetes o enfermedades cardiacas).

De acuerdo a lo que informaron, el molnupiravir es un antiviral que actúa reduciendo la capacidad de reproducción del coronavirus.

Según un ensayo clínico realizado por Merck, si se administra esta píldora a pacientes en los días posteriores a un test de diagnóstico positivo, reduce en un 50% las posibilidades de hospitalización.

Paxlovid baja riesgo de hospitalización en un 89%

Por su parte, el medicamento, llamado Paxlovid, logró bajar en 89% el riesgo de hospitalización y muerte entre los pacientes adultos con COVID-19 con alto riesgo de desarrollar formas graves de la enfermedad.

La píldora de Pfizer se conoce como un “inhibidor de proteasa” y ha demostrado en pruebas de laboratorio que bloquea la maquinaria de replicación del virus.

Si funciona, es probable que sólo sea eficaz en las primeras etapas de la infección, ya que cuando el COVID-19 progresa a una enfermedad grave, el virus deja de replicarse.