Estados Unidos condenó el lanzamiento de un posible misil balístico por parte de Corea del Norte e instó a Pyongyang a sentarse a dialogar.

“Este lanzamiento viola múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y supone una amenaza para los vecinos de la RPDC (Corea del Norte) y la comunidad internacional”.

Dijo un portavoz del Departamento de Estado de EU.

“Seguimos comprometidos con un acercamiento diplomático a la RPDC y les pedimos que se comprometan con el diálogo“, añadió.

El portavoz dijo también que sus principales compromisos en la región son con sus aliados, Corea del Sur y Japón.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, mantendrán el jueves conversaciones virtuales con sus homólogos japoneses sobre temas de seguridad.

A ellos se unirá el nuevo embajador de Estados Unidos en Tokio, el exalcalde de la ciudad de Chicago Rahm Emanuel, que fue confirmado por el Senado.

La administración del presidente Joe Biden ha dicho repetidamente que está abierta a conversaciones con Pyongyang.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, mantuvo tres reuniones de alto perfil con el predecesor de Biden, Donald Trump, pero esa inusual diplomacia personal no trajo ningún acuerdo duradero.

El ejército surcoreano dijo que Corea del Norte disparó lo que “se presume que es un misil balístico” hacia el mar al este de la península desde la provincia de Jagang, que colinda con China.

Corea del Norte ya había disparado un misil

Justamente, el pasado mes de octubre de 2021, Corea del Norte disparó al mar un misil balístico desde un submarino, informó este martes el ejército surcoreano, en la más reciente de una serie de pruebas armamentistas de Pyongyang en las últimas semanas.

  • SLBM es la sigla en inglés de Misil Balístico Lanzado desde Submarino

Corea del Sur y Estados Unidos tenían indicios de que el Norte estaría desarrollando un SLBM, luego de que recientemente hizo un lanzamiento subacuático, aunque analistas creen que lo hizo desde una plataforma sumergida y no desde un submarino.

El Comando del Indo-Pacífico de Estados Unidos exigió a Pyongyang “abstenerse de cualquiera otra acción desestabilizadora”, aunque señaló que el disparo “no plantea una amenaza inmediata para el personal o territorio estadounidenses o los de nuestros aliados”.