Fronteras cerradas, restricciones a la movilidad y una incertidumbre general poco propicia para hacer proyectos de viaje por avance de la variante Ómicron, podrían estropear el comienzo de 2022 al transporte aéreo europeo.

Al constatar una “repentina” ralentización de las reservas, Ryanair, la mayor aerolínea europea en cuanto a número de pasajeros, advirtió que sus pérdidas anuales muy probablemente serían el doble de lo previsto, a causa del impacto de esta nueva variante, más contagiosa.

“La variante ómicron de COVID y, en consecuencia, las restricciones recientes a los desplazamientos en Europa han disminuido en forma significativa nuestras reservas para Navidad y Año Nuevo”.

Ryanair.

Esto es resultado sobre todo de la prohibición a los viajeros que no tengan un motivo justificado para trasladarse desde el Reino Unido a Francia y Alemania y al cierre de las fronteras de Marruecos.

Según el organismo de supervisión Eurocontrol, que contabiliza los movimientos de aviones, éstos han experimentado un aumento continuado antes de la temporada de fiestas navideñas, y alcanzaron el 76.3% del tráfico de 2019 (o sea, antes de la pandemia) el 19 de diciembre.

Eurocontrol, que preveía una media de tráfico del 80% en la segunda quincena de diciembre, se mostró prudente en la evolución, considerando que “las consecuencias (de ómicron) para enero todavía no están claras“.

Esta opinión coincide con la de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), que cuenta con casi 300 empresas miembros, y afirma que es demasiado pronto para evaluar el efecto de la nueva variante sobre el sector.

Aerolínea anula vuelos por pilotos enfermos posiblemente de Ómicron

La principal compañía aérea alemana Lufthansa tuvo que anular varios vuelos intercontinentales porque demasiados pilotos se enfermaron, informó este jueves un portavoz de la aerolínea.

El vínculo de los enfermos con la variante Ómicron del COVID-19 es “especulativo”, ya que Lufthansa no está informada del tipo de enfermedad contraída por los pilotos, agregó esta fuente.

La aerolínea escandinava SAS informó el miércoles que una cantidad más elevada de lo normal de personal enfermo, debido al COVID y las recomendaciones sanitarias asociadas, ha contribuido a la reciente ola de cancelaciones de vuelos de la compañía.