Los pueblos mágicos de Atlixco, Zacatlán, Huauchinango, Chignahuapan y San Andrés Cholula, en Puebla; se visten de Navidad.

Millones de luces, villas y festivales son el motivo perfecto para visitar estos lugares en esta temporada.

En Atlixco se instala la Villa Iluminada. En un tramo de cuatro kilómetros, visitantes y locales pueden apreciar diversas figuras y este año como parte del Festival “Brilla” hay actividades artísticas, desfiles, obras de teatro y espectáculos navideños

“Hay más de doscientas figuras iluminadas, hay dos millones de foquitos encendidos en este recorrido, pero además es al aire libre, está muy cómodo, muy agradable, pueden venir muy temprano de 17:30 a 18:00 horas para disfrutar del anochecer atlixquense y en un horario hasta las once de la noche”.

Julieta Camacho, vocera Festival Brilla en Atlixco

En la Sierra Norte está el pueblo mágico de Chignahuapan tierra de esferas. Ahí, se pueden admirar el árbol y la esfera monumentales con 62 metros y 10 metros de altura respectivamente.

Además de las esculturas, la gente puede conocer el proceso de elaboración de las esferas de vidrio navideñas ya que aquí se producen 75 millones de piezas al año, en los más de 400 talleres.

En San Andrés Cholula los visitantes podrán disfrutar de diversas actividades y festivales decembrinos realizados en la zona del Parque Intermunicipal a los pies de la Gran Pirámide y Zona Arqueológica.

En el pueblo mágico de Zacatlán se puede disfrutar del “Pueblito Navideño”, acompañado de una buena sidra de manzana.

“Festejar junto con los niños y la familia esto que es muy significativo en esta navidad”.

Raymundo Hernández, visitante Zacatlán

Finalmente, en Huauchinango los visitantes pueden disfrutar de los paisajes y conocer la producción de árboles navideños naturales. Los atractivos turísticos estarán colocados hasta el próximo siete de enero de 2022.