En la recta final del 2021, la Asociación Queretana de Hoteleros espera cerrar el año con una ocupación global anual del 35 por ciento, 20 por ciento menos en comparación con los números previos a la pandemia.

De acuerdo con el presidente de la Asociación, Luis Signoret, tan sólo para las vacaciones de diciembre se espera hasta un 50 por ciento de ocupación, esto es unos 100 millones de pesos.

“Sin embargo todavía a pesar de que ya se han reactivado muchas cosas, los escenarios que hoy tenemos en Querétaro nos permiten tener mayores aforos, mayores capacidades, sin embargo la demanda sigue siendo insuficiente”.

Y es que en el 2019 los hoteleros cerraron el año con una ocupación del 57 por ciento, por ello el gremio sigue bajo en comparación con los números previos a la pandemia.

“Todavía andamos por abajo de 20 puntos porcentuales, significa mucho, tanto en dinero como en puntos de ocupación hotelera. Nosotros creemos que este año lo estemos cerrando aproximadamente con una derrama, únicamente en el rubro de habitaciones, aproximada entre 850 y los 900 millones de pesos”.

En comparación con el 2019, precisó el empresario, en este rubro los hoteleros de Querétaro tuvieron ingresos de mil 550 millones de pesos.

Aunado a  ello, aunque no ha habido un impacto en las reservaciones hoteleras, las condiciones de la pandemia por la presencia de una nueva variante podrían pegar al sector hotelero este fin de año.