Israel agregó este martes a Estados Unidos y otros países a la lista de destinos considerados de riesgo, imponiendo una prohibición de viaje por la variante Ómicron del COVID-19.

Un comité parlamentario aprobó la recomendación del ministerio de Salud de incorporar a Estados Unidos junto con Bélgica, Canadá, Alemania, Hungría, Marruecos, Portugal, Suiza y Turquía a la lista roja de países, indicó Ronit Gal, portavoz de la comisión en un comunicado.

Las restricciones, que ya concernían a Francia, el Reino unido y la mayoría de los países africanos, entrarán en vigor este miércoles y continuarán en efecto hasta el 29 de diciembre, según la portavoz del comité Ronit Gal.

Estas medidas conciernen, especialmente en el caso de Estados Unidos, a cientos de miles de israelíes que tienen la doble ciudadanía.

Los extranjeros no residentes en Israel no pueden ingresan al país, salvo excepciones. Los ciudadanos y residente israelíes que se encuentran en un país incluido ahora en la lista roja tendrán que confinarse durante una semana a su regreso.

En EU aumentan los test y vacunas pero no consideran restricciones

Frente al avance de la variante ómicron en Estados Unidos, el gobierno de Joe Biden va a distribuir 500 millones de pruebas gratis de COVID-19, movilizar al personal militar sanitario si fuera necesario y aumentar la capacidad de vacunación, indicó el martes un funcionario de la Casa Blanca.

“Tenemos las herramientas para superar esta ola”, indicó el alto cargo, descartando que se impongan nuevas restricciones.

Si los estadounidenses “se vacunan y siguen las precauciones que todos conocemos bien, usando mascarillas cuando viajen, deberían sentirse seguros para celebrar la Navidad y las fiestas”, agregó.

“No hay necesidad de confinar nuestras escuelas ni nuestra economía, afirmó.

El gobierno federal dispondrá de un millar de doctores, enfermeras y personal médico militar para ser desplegados a lo ancho del país como sea necesario en enero y febrero.