Con la variante Ómicron predominante en los Estados Unidos, el presidente Joe Biden anunciará este martes nuevas medidas para hacerle frente a la cepa del COVID-19.

Entre las medidas que se anunciarán está la adquisición de 500 millones de pruebas rápidas gratuitas que los estadounidenses podrán solicitar vía correo tradicional.

La medida entrará en vigor a partir del próximo enero y las personas que lo soliciten lo podrán hacer a través de una nueva página web y la prueba será enviada a domicilio sin cargo.

Esta estrategia marca un cambio importante para Biden, cuyo plan anterior había exigido que muchos estadounidenses compraran las pruebas por su cuenta y luego buscaran el reembolso de su seguro médico.

Cepa dominante en Estados Unidos

Ómicron es la cepa de coronavirus dominante en Estados Unidos: la semana pasada fue responsable del 73,2% de los nuevos casos detectados, según datos de las autoridades sanitarias de ese país. La semana anterior era solo 12,6%.

En algunos estados, como Florida, la proporción de Ómicron llega a 95% de los casos, indicaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, el país más enlutado del mundo en números absolutos, con más de 807 mil muertes por COVID-19.

La lucha contra Ómicron

Washington también aseguró que donará a organizaciones internacional, como la OMS, más de 500 millones de dólares para luchar contra la pandemia en numerosos países, mientras que Israel anunció nuevas restricciones de viaje hacia Estados Unidos.

También el gobierno federal movilizará un millar de doctores, enfermeras y personal médico militar a lo ancho del país de ser necesario en enero y febrero, y ampliará el alcance de su campaña de vacunación.

Datos preliminares sugieren que Ómicron, detectada en decenas de países, entre ellos México, tras su aparición en Sudáfrica en noviembre, podría ser más infecciosa y tener posiblemente mayor resistencia a las vacunas, pese a las indicaciones de que no es más severa que la variante delta.

OMS pide cancelar celebraciones

El inmunólogo etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pidió cancelar fiestas y eventos de próximas fechas, porque la variante Ómicron del coronavirus (COVID-19) infecta a vacunados y recuperados.

Adhanom Ghebreyesus dijo que la variante Ómicron del COVID-19 se esparce por el mundo mucho más rápido que Delta, por lo que la cancelación de fiestas evitaría infecciones o reinfecciones.