Foto del domingo de un trabajador de salud en un centro de vacunación para el COVID-19 en el estadio de Wembley, en Londres.
Dic 19, 2021. REUTERS/Peter Nicholls

Anthony Fauci, quien es el principal asesor de Estados Unidos para la pandemia, advirtió este domingo que se avecina un “invierno boreal sombrío”, a medida que la nueva variante Ómicron del COVID-19 se propaga rápidamente por el mundo, desatando restricciones y nuevas preocupaciones sobre la capacidad hospitalaria.

“Una cosa que está muy clara es su extraordinaria capacidad de propagación… Simplemente, se esparce causando estragos en todo el mundo”.

Anthony Fauci

Ómicron pone en alerta a todo el mundo

Desde su primera aparición en Sudáfrica en noviembre, Ómicron ha sido identificada en decenas de países, obligando a varios a reimponer restricciones de viaje y otras medidas.

Aunque no parece ser más grave que la variante Delta – que sigue siendo la cepa dominante-, la mutada Ómicron parece tener una preocupante resistencia a las vacunas y una mayor transmisibilidad, según datos preliminares.

Fauci también advirtió sobre el exceso de optimismo en cuanto a la gravedad de Ómicron, al anotar que la situación en Sudáfrica, donde el número de hospitalizaciones parece ser más bajo que con Delta, podría deberse a inmunidades subyacentes de infecciones previas y ampliamente difundidas.

“No importa como lo mires, cuando tienes tantas infecciones, incluso si parece menos grave (que Delta) podría provocar que nuestros hospitales estén bajo mucha presión en las próximas semanas… Particularmente en áreas del país con bajos niveles de infección”.

Anthony Fauci

Fauci urgió a los estadounidenses que aún no están vacunados a inyectarse y a los vacunados a buscar una dosis de refuerzo.

  • Alrededor de 70% de la población del país ha recibido al menos una dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), lo que significa que 50 millones de personas elegibles siguen sin estar inmunizadas.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia, con más de 800 mil muertes por COVID-19 identificadas hasta el martes pasado, según la Universidad Johns Hopkins.