Este domingo embajadores de Guatemala, Belice y Estados Unidos estuvieron en Chiapas para abordar el tema del accidente del pasado 9 de diciembre en el tramo carretero Tuxtla-Chiapa de Corzo, donde fallecieron 56 y quedaron lesionados 114 más.

Al medio día realizaron un recorrido en el Hospital “Gilberto Gómez Maza” para verificar la salud de los 42 migrantes que aún siguen recibiendo atención médica.

Por la tarde ofrecieron una conferencia de prensa, en donde el gobernador del estado de Chiapas, Rutilio Escandón, aseguró que van avanzando en el tema del accidente, que fue provocado por los traficantes de personas.

“Este crimen que se cometió que no fue un accidente que a pesar de que sí se dio en consecuencia fue provocado por los traficantes de personas, vamos a seguir trabajando para rescatar humanitariamente a los migrantes de las manos asesinas de estos traficantes de personas para proteger a las niñas a los niños, a las mujeres de la trata, pero que tengan la seguridad que en Chiapas estamos trabajando de manera muy unida”.

Rutilio Escandón, gobernador del Estado de Chiapas

Los embajadores señalaron que se debe trabajar de manera conjunta en los países de donde salen los migrantes en una mejor calidad de vida, así como los países donde transitan como México y a los países destino como Estados Unidos.

“También en el flujo de migrantes es un orden de empatías de criminales que ahora se hace más dinero que en otros, otros tipos de negocio criminal, el negocio de traficar en humanos, algo que espero de lo peor y con eso estamos tan unidos de entrar en la justicia y quebrar estas cadenas”.

Ken Salazar, embajador de Estados Unidos en México

Por otra parte, la Secretaría de Salud de Chiapas informó que en las últimas horas fueron dados de alta nueve pacientes, es decir, del total de 114 personas procedentes de Centroamérica que ingresaron a unidades hospitalarias del sector salud de Chiapas, 65 han logrado su recuperación, mientras que 42 permanecen recibiendo atención médica.

De los 42 pacientes que permanecen hospitalizados, el estado de salud de 14 de ellos es grave, el diagnóstico en 24 personas es grave y en los cuatro restantes el pronóstico es muy grave.