Cuba y China confirmaron este lunes sus primeros casos de Ómicron de COVID-19. Esto luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalara que la nueva variante parece propagarse más rápido que la variante Delta, con síntomas más leves.

Caso de Ómicron en Cuba

Cuba reportó el primer caso en un colaborador médico que llegó a la isla procedente de Mozambique el pasado 27 de noviembre, informó el Ministerio de Salud (Minsap).

El hombre llegó a Cuba asintomático y se trasladó a la occidental provincia de Pinar del Río, donde reside, pero al día siguiente comenzó a presentar “febrícula y dolor de garganta”, por lo que acudió al hospital donde se le practicó un test de antígeno que dio positivo.

 

Destacó que ese mismo día se le realizó una prueba de PCR que también resultó positiva y se envió la muestra al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí de La Habana, Cuba, para su secuenciación.

 

“En el día de hoy (miércoles) concluye la secuenciación de la muestra positiva confirmándose la variante ÓMICRON del SARS CoV2”.

Ministerio de Salud de Cuba

Según el Ministerio de Salud de Cuba como resultado del estudio epidemiológico se identificaron 16 contactos extradomiciliarios y dos intradomiciliarios (del colaborador), los cuales se encuentran asintomáticos y negativos al PCR-RT realizado.

 

“Se mantiene la vigilancia epidemiológica sobre los contactos, la comunidad y el reforzamiento de las medidas de control sanitario internacional”.

Ministerio de Salud de Cuba

Cuba acumula 963 mil 347 contagios y 8 mil 311 fallecimientos desde que se registraron los primeros casos de COVID-19 en marzo de 2020.

 

Ómicron en China: primer caso

China notificó su primer caso de la variante Ómicron de rápida propagación, informaron autoridades de Tianjín en entrevista con el periódico Tianjin Daily, quienes agregaron que el caso es una persona que llegó de un país no revelado.

Detallaron que el paciente asintomático se halla en aislamiento en un hospital y dio positivo en una prueba de COVID-19 el pasado jueves, además de que otras pruebas le detectaron la variante Ómicron.

China está en alerta máxima ante posibles brotes, pues se prepara para acoger los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín en febrero y Ómicron parece propagarse más rápidamente que la variante Delta, según la Organización Mundial de la Salud.

China, donde apareció el coronavirus COVID-19 a fines de 2019, ha reducido el número de nuevos casos del virus gracias a estrictas restricciones fronterizas, pruebas masivas y cierres selectivos. El país registró el lunes 101 contagios (21 importados), según la Comisión Nacional de Salud.