Irán decidió imponer sanciones a individuos e instituciones estadounidenses, en represalia a las medidas anunciadas por Washington contra una docena de entidades y altos cargos iraníes por “violaciones flagrantes de los derechos humanos”, en plena reanudación de las negociaciones sobre el programa nuclear.

Repitiendo palabra por palabra los motivos elegidos por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos para sancionar a dos entidades y altos cargos iraníes, Teherán anunció una “nueva lista de individuos e instituciones estadounidenses implicados en graves violaciones de los derechos humanos sancionadas por Irán, que será publicada próximamente”.

Acusa a EU por sanciones

Según Mizan, la agencia de información de la justicia iraní, el jefe adjunto del poder judicial Kazem Gharbabadi, que es también secretario general del Comité Iraní de Derechos Humanos, acusó a “Estados Unidos de utilizar las sanciones bajo falsos pretextos de derechos humanos como herramienta para alcanzar inútilmente objetivos políticos”.

En su comunicado del martes, el Tesoro de Estados Unidos afirmó que “seguirá luchando contra el autoritarismo” y promoviendo “que los individuos rindan cuentas por la represión violenta de las personas que tratan de ejercer sus derechos humanos y libertades fundamentales”.

Estas sanciones se producen cuando las negociaciones indirectas entre Teherán y Washington se reanudaron la semana pasada en Viena, para intentar salvar el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní, tras una suspensión de cinco meses.

¿Qué pasará con Irán y EU?

De no alcanzarse progresos sustanciales, Estados Unidos podría enviar delegaciones a otros países para reforzar la presión económica sobre Irán, según informó el Wall Street Journal.

Se esperaba que los responsables de Defensa de Estados Unidos e Israel discutan el jueves sobre posibles ejercicios militares para prepararse de cara al peor de los escenarios, que implica la destrucción de las instalaciones nucleares de Irán si la diplomacia fracasa, según dijo un alto cargo estadounidense a Reuters.

Los Emiratos Árabes Unidos, aliados de Estados Unidos, han tratado de reducir las tensiones, enviando un representante a Teherán el pasado lunes.

Aunque Emiratos Árabes Unidos e Irán se encuentran en bandos diferentes en cuanto a las rivalidades estratégicas en la región, sus antiguos lazos comerciales siguen siendo uno de los principales vínculos de Irán con el mundo exterior.

Irán ocupó el quinto lugar entre los socios comerciales de Emiratos Árabes Unidos por el valor de reexportaciones en los primeros nueve meses de este año, según datos comerciales emiratíes.