No hay que generar alarma por la presencia del primer caso positivo de la variante de Omicrón en México, afirmó el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri.

Expresó que debido a que se sabe que el cierre de fronteras no detiene la expansión del virus y esta variante es que opinó que esta no era la mejor opción para proteger a la población.

«En este momento tenemos solo el 12 por ciento de las camas ocupadas y estamos preparados y por eso se abrió más el escenario», expresó.