Un hombre de 50 años de edad, de la región de Piamonte, Italia, que quería obtener el pasaporte anticovid sin vacunarse, intentó sin éxito que le inyectaran la vacuna en un falso brazo de silicón, informaron este viernes las autoridades locales.

“El caso roza el ridículo, si no fuera porque estamos hablando de un gesto de enorme gravedad, inaceptable ante el sacrificio que la pandemia está haciendo pagar a toda nuestra comunidad en Italia, en términos de vidas humanas y costos sociales y económicos”.

Alberto Cirio, presidente de la región de Piamonte

El hombre en cuestión se presentó el pasado jueves por la noche en un centro de vacunación de la ciudad de Biella, situada en Piamonte, Italia, con la idea de engañar a los trabajadores sanitarios.

La prótesis estaba muy bien hecha, pero el color y la sensación al tacto despertó inmediatamente las sospechas de la enfermera encargada de administrarle la vacuna, por lo que le pidió que se quitara la camisa para descubrir su engaño.

Un italiano hizo lo impensable: usó un brazo de silicón para no vacunarse contra el COVID-19 y obtener su pasaporte sanitario. Foto: AFP

“A pesar de que la aplicación de silicona era muy similar a la piel real, el color y la percepción al tacto sospecharon a la trabajadora de salud comprometida con la vacunación, quien pidió a la persona que mostrara su brazo entero. Una vez descubierto, el sujeto intentó convencer a la operadora para que se hiciera de la vista gorda”.

Alberto Cirio, presidente de la región de Piamonte

Alberto Cirio dijo que la enfermera se negó a hacerse la desatendida por lo que avisó a sus colegas que se quedaron atónitos con el engaño y ahora tendrá que responder ante la Fiscalía de Italia.

En el mundo se han registrado casos en los que ciudadanos tratan de retrasar la dosis de la vacuna con el pretexto de que no pueden vacunarse por motivos de salud y usan certificados médicos, además de los escépticos y los que están en contra a vacunarse, pero necesitan el pasaporte e inventan pretextos.

TE PUEDE INTERESAR: No serán para siempre: Unión Europea afirma que cierres por Ómicron son temporales

Italia se enfrenta actualmente a un nuevo brote de la pandemia, pues casi 17 mil nuevos casos de COVID-19 fueron registrados en las últimas 24 horas.

Cerca del 85% de los mayores de 12 años han sido vacunados en Italia y a partir del lunes se debe presentar el llamado “super pasaporte de salud” que se otorga a las personas vacunadas o que han superado el COVID-19, con el que se puede ir a cine, teatro o restaurante.

El pasaporte sanitario en Italia se puede obtener mediante la realización de una simple prueba de antígenos, que permite esencialmente acceder al lugar de trabajo.