El pasado 1 de noviembre, entró en vigor la Ley para la prohibición de plásticos, pero no solo en el municipio capitalino, si no que en todo el estado.

Se trata de una restricción que fue promovida desde la 59 legislatura, la cual tuvo dos prorrogas para su publicación.

En ella se exhorta para evitar medidas, a los establecimientos del estado a que se elimine el uso de embalajes de plástico, como es el caso de Popotes, bolsas y cubiertos.

En caso de incumplir, habría sanciones a los establecimientos.