Los anticuerpos generados después de tener COVID-19 no impiden que la persona vuelva a contagiarse con la variante ómicron, indicó el jueves una investigadora durante una rueda de prensa de la sección África de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La semana pasada, investigadores sudafricanos anunciaron que habían detectado una nueva variante del COVID-19 y la noticia provocó el pánico mundial.

“Pensamos que un contagio anterior no protege contra ómicron“, dijo Anne von Gottberg, experta en enfermedades infecciosas en el Instituto nacional sudafricano de enfermedades transmisibles (NICD).

Personas vuelven a enfermar pero con síntomas menos graves

La investigación aún está comenzando, pero las primeras conclusiones muestran que personas que ya habían pasado el COVID-19 han podido sufrirlo de nuevo debido a esta mutación del virus, a menudo con síntomas menos graves, subrayó la investigadora.

Las vacunas, sin embargo, deberían seguir siendo eficaces contra las formas graves de la enfermedad, dijo.

La OMS considera “elevada” la “probabilidad de que ómicron se expanda a nivel mundial”, aunque todavía hay muchas incógnitas sobre su transmisibilidad, su gravedad o su resistencia a las vacunas.

Por su parte, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, consideró que es prácticamente “un hecho” que la nueva variante de COVID-19 sea de las que más predominen en el mundo y, “desde luego, en México”, a donde, advirtió el funcionario, también llegará.

Ómicron está presente en 22 países hasta ahora
Ómicron ya está presente en al menos 22 países y en África, el número de casos oficiales de covid-19 aumentó en un 54% en los siete últimos días con respecto a la semana precedente.

Hace dos semanas, África señalaba 300 nuevos casos por día. El miércoles contabilizó 8.561, frente a los 4.373 del martes.

“No sabemos de dónde viene Ómicron“, dijo el experto de la OMS Ambrose Talisuna. Sudáfrica y los países vecinos se vieron penalizados con restricciones de viaje tras anunciar que habían descubierto esta variante.

Tanto la OMS como la ONU desaconsejaron imponer restricciones generalizadas a los viajes, especialmente enfocadas a los países del sur de África, objeto de vetos en múltiples países.

Los cierres de fronteras son “profundamente injustos, punitivos e ineficaces”, denunció el secretario general de la ONU, António Guterres, calificando de “escándalo” la condena impuesta a África por no disponer de suficientes vacunas.