El presidente Andrés Manuel López Obrador rindió este miércoles su tercer informe de gobierno en un evento masivo en el Zócalo de la capital.

Durante el evento dijo que busca que el sistema de salud pública permita que cualquier persona, sin importar su condición económica, social o cultural, sea atendida como lo merece.

El presidente afirmó que mientras él esté al frente del gobierno, no se permitirá el ingreso de maíz transgénico,  no se usará fracking para la extracción de crudo, no se otorgarán nuevas concesiones mineras.

“Pronto, muy pronto, terminaremos de salir de la crisis económica. ¿En qué baso mi optimismo, primero en que no nos endeudamos como sucedió en otros países; segundo, que no se nos cayó la recaudación de ingresos”, expresó.

López Obrador afirmó que con la Reforma Eléctrica se recuperará “el equilibrio perdido con la política energética neoliberal”

Asimismo, dijo que ya se están sentando las bases para la transformación del país. “En tres años ha cambiado como nunca la mentalidad del pueblo, que eso es lo más importante de todo: la revolución de las conciencias, el cambio de mentalidad. Eso es lo más cercano a lo esencial, a lo mero principal, y eso es lo más cercano a lo irreversible”, afirmó.

“Ayudar a los pobres, no lo olvidemos, alivia el alma, mantiene tranquila la conciencia y alegra el corazón, pero este fraterno proceder implica algo adicional no poco importante: atender a los más pobres es ir a la segura para contar con el apoyo de muchos, de millones, cuando se busca transformar una realidad de opresión y alcanzar el ideal de vivir en una sociedad mejor”, expresó.