Un total de 50 migrantes centroamericanos fueron rescatados por policías de Querétaro, cuando fueron descubiertos viajando de forma irregular, pues iban apilados en una camioneta de redilas.

Los hechos ocurrieron en un puesto de supervisión en los límites con el estado de Hidalgo, sobre la carretera estatal 200.

En ese sitio, los uniformados también detuvieron al conductor de la unidad a quien pusieron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

Las acciones iniciaron cuando los policías marcaron el alto a un camioneta tipo 3.5 toneladas, al realizar una inspección se localizaron 50 personas al interior.

Al entrevistarse con ellos explicaron que abordaron la unidad en Pachuca, Hidalgo, y no tenían un rumbo indefinido. Por ello detuvieron al presunto “pollero” a quien en una revisión le encontraron metanfetamina.

Los migrantes serán trasladados al Instituto Nacional de Migración para informarles de su situación legal.

Fuente: Excélsior