Las autoridades sanitarias holandesas afirmaron que la variante Ómicron del coronavirus ya estaba presente en el país el 19 de noviembre, es decir, una semana antes de lo que se creía hasta ahora y están realizando pruebas para ver si se ha propagado rápidamente.

El Instituto holandés de Salud y Medio Ambiente (RIVM) “detectó la variante Ómicron en dos test realizados en el país el 19 y el 23 de noviembre”, declaró la autoridad sanitaria en un comunicado.

Hasta ahora se pensaba que los primeros casos de Ómicron en Países Bajos era los 14 positivos que llegaron a Ámsterdam en dos vuelos desde Sudáfrica el viernes 26 de noviembre.

Ómicron se detectó en Holanda antes que Sudáfrica

Los dos contagios conocidos el martes se dieron, por lo tanto, antes de que Sudáfrica informara a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 24 de noviembre, del descubrimiento de la nueva cepa, denominada Ómicron y considerada como “preocupante”.

“Aún no está claro que los contagiados hayan estado en el sur de África”, dijo el RIVM, que informó a los implicados y añadió que los servicios municipales están buscando posibles contactos.

“Se van a realizar estudios para conocer la distribución de la variante Ómicron en Países Bajos“, explicó este instituto, que volverá a examinar muestras anteriores a la búsqueda de la cepa.

Con 16 casos confirmados, el país es uno de los que tiene mayor número de contagiados por Ómicron en Europa.

¿Qué es Ómicron?

La nueva variante B.1.1.529 del COVID-19, detectada por primera vez en África austral, fue clasificada el pasado viernes como “preocupante” por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y fue nombrada como Ómicron.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que harán falta “varias semanas” para comprender el nivel de transmisión y la virulencia.

¿Cuál es el origen de la variante B.1.1.529?

Por el momento, se ignora de momento el origen de esta nueva cepa, pero los investigadores de Sudáfrica fueron los primeros en anunciar su descubrimiento el 25 de noviembre pasado. Ese día se reportaban casos en Hong Kong y Botsuana. Un día después, fue el turno de Israel y Bélgica.