Un juez de control impuso prisión preventiva justificada contra Julio Serna, coordinador general de gabinete en la administración de Miguel Ángel Mancera, al frente del Gobierno de la Ciudad de México, por el supuesto delito de enriquecimiento ilícito, lo anterior como medida cautelar, informó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX).

En un comunicado, la FGJCDMX explicó que también se le congelaron las cuentas bancarias; en tanto, el equipo legal del identificado por la FGJCDMX como Julio “N” pidió la duplicidad del término constitucional.

“Una vez que el representante social, adscrito a la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos, formuló la imputación correspondiente, la defensa del individuo solicitó la duplicidad del término constitucional”.

  • Julio Serna fue aprehendido en la colonia Jardines del Pedregal, en la alcaldía Álvaro Obregón, en CDMX, por agentes de la Policía de Investigación (PDI), en cumplimiento de una orden de aprehensión.

El domingo, el vocero de la Fiscalía, Ulises Lara, informó que los bienes y gastos que realizaba el presunto culpable no correspondían con sus ingresos cuando estaba de servidor público, por lo que se le acusa de enriquecimiento ilícito.

 “Por su probable participación en el delito de enriquecimiento ilícito la noche de ayer fue aprehendido en calles de Jardines del Pedregal, en la alcaldía Álvaro Obregón, Julio César N, quien se desempeñó como servidor público en la pasada jefatura de gobierno de la Ciudad de México”.

En la comunicación oficial,  la Fiscalía reiteró que toda y todo servidor o exservidor público está obligado a actuar con “honradez y honorabilidad en el ejercicio de sus funciones, y quien se aparte de estos principios, se enfrentará a las responsabilidades legales que le corresponden”.

  • Julio “N” fue trasladado al Reclusorio Norte el domingo; hasta el momento no se ha informado si será cambiado a otra prisión.

La FGJCDMX dijo que al exservidor se le presume inocente y será tratada como tal en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su responsabilidad mediante una sentencia.