Ni en el país ni en la Ciudad de México (CDMX) se ha detectado la variante Ómicron del nuevo coronavirus (COVID-19), afirmó la secretaria de Salud capitalina, Oliva López, y añadió que no se descarta que pueda llegar.

“Nosotros no tenemos documentada esta variante en la ciudad ni en el país hasta ahora, pero se hace la vigilancia genómica para detectar a tiempo variantes, no solamente ésta, sino cualquier variante”, dijo la titular de Salud de la CDMX en conferencia de prensa.

Sin embargo, Oliva López no descartó que la variante Ómicron pueda llegar a México

“De que puede llegar otra variante, incluida ésta, de reciente identificación en Sudáfrica, y puede empezar a tener un proceso de desplazamiento de las variantes previas, puede ocurrir, pero hasta este momento no hay ningún dato de que ya llegó”.

Durante la conferencia, indicó que la vigilancia genómica identifica a la variante Delta como predominante en estos momentos.

“Las últimas ocho semanas, lo que se muestra es el predominio 100 % de la variante Delta”, dijo la funcionaria, quien explicó por qué la variante Ómicron preocupa y mantiene en alerta al mundo:

“Tiene, también, la capacidad de, digamos, de evadir los mecanismos de inmunidad natural y los mecanismos también de vacunación”.

En ese sentido, aclaró que esta variante aún está en estudio e indicó, por otro lado, que la Ciudad de México tiene estabilidad, en cuanto el nivel de contagios, aunque dijo que esto puede cambiar.

“Los datos en la Ciudad nos muestran un panorama de estabilidad sin desconocer la dinámica global y el comportamiento en distintas entidades del país, que puede cambiar. Sí hay que recordar las fiestas decembrinas que vienen y los encuentros familiares, entonces lo que tenemos que hacer es reforzar todas las medidas”.

Por otro lado, informó que, hasta ahora, el Plan Nacional de Vacunación no contempla ninguna dosis de refuerzo, ni propuesta de tercera dosis contra el COVID-19.

  • Explicó que el grupo técnico de vacunas está evaluando estas situaciones y sigue atento a cualquier cambio en la estrategia de vacunación.