China está luchando contra la propagación de su mayor brote de COVID-19 desde que inició la pandemia en el mundo en marzo de 2020, el cual es causado por la variante Delta, según las cifras anunciadas el lunes por autoridades sanitarias.

Las autoridades en China precisaron que han detectado que en la ciudad nororiental de Dalian, los contagios por la variante Delta de COVID-19 en sus habitantes han crecido más rápidamente que en el resto del país, a pesar de que están sujetos a duras normas de cuarentena en las zonas cercanas.

Indicaron que el 14 de noviembre se habían notificado 32 nuevas infecciones de transmisión en China con síntomas confirmados, la mayoría de ellas en Dalian por la variante Delta, lo que eleva el número de casos locales desde el 17 de octubre a mil 308, según datos oficiales, superando los mil 280 casos locales del brote delta del verano.

Este brote de la variante Delta en China es uno de los más extensos, pues ha afectado a 21 provincias, regiones y municipios. Aunque es menor que muchos brotes en otros países, las autoridades chinas están ansiosas por impedir cualquier otra transmisión bajo la orientación de tolerancia cero del Gobierno.

Restricciones por COVID-19 en China

Una docena de regiones de nivel provincial en China contuvieron sus brotes en pocas semanas durante el episodio actual, gracias a la rápida aplicación de un complejo conjunto de restricciones entre las que se incluyen:

  • Riguroso rastreo de contactos
  • Pruebas multitudinarias a personas en zonas de riesgo
  • El cierre de lugares de ocio y culturales
  • Y restricciones al turismo y al transporte público.

Sin embargo, la ciudad de Dalian sigue inmersa en la lucha contra la variante Delta de COVID-19, según ha declarado Wu Liangyou, funcionario de la Comisión Nacional de Salud de China.

Hasta el 14 de noviembre, China continental había notificado 98 mil 315 casos confirmados de COVID-19 con síntomas, incluyendo las infecciones de transmisión nacional y las procedentes del extranjero, además de que se han producido unas 4 mil 636 muertes.