El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los 12 mil 117 millones de dólares recibidos del Fondo Monetario Internacional (FMI) se destinarán al pago de la deuda pública. En la conferencia de prensa de este martes en Palacio Nacional, el mandatario dijo que los activos, correspondientes como Derechos Especiales de Giro (DEG), se utilizarán para “mantener una política de deuda baja”.

“Se está haciendo una gestión, un trámite con las autoridades del Banco de México para que esos fondos los utilice el gobierno para pagar deuda, que todos los fondos se utilicen para ese propósito. Todavía no se hacen las cuentas, pero se lograrían ahorros porque esto va a significar una disminución, sobre todo en el pago del servicio de deuda, en el pago de intereses y ayuda a la Hacienda Pública”.

El político aseveró que a pesar de la crisis económica ocasionada por la pandemia de COVID-19, México posee finanzas públicas sanas debido en parte a la generación de ingresos suficientes de recaudación por el pago de contribuciones, la llegada de inversión extranjera y el no haber sufrido devaluaciones de la moneda nacional.

Ayer, el Banco de México (Banxico) dio a conocer la recepción de 8 mil 542.4 millones en Derechos Especiales de Giro, equivalentes a 12 mil 117 millones de dólares, provenientes del FMI. Previamente, el presidente declaró que consideraría el dinero para sanear las finanzas públicas, no obstante el organismo internacional advirtió que un uso inadecuado de los activos podría ocasionar una deuda insostenible o una gobernanza débil.