Facebook eliminó cientos de cuentas de su plataforma y de Instagram luego de que publicaran información difamatoria en contra de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca contra COVID-19. Nathaniel Gleicher, jefe de política de seguridad de Facebook, aseguró que un total de 65 cuentas de Facebook y 243 de Instagram formaban parte de una red financiada por Fazze, una agencia publicitaria alojada en Rusia.

La empresa utilizó cuentas falsas para difundir datos engañosos que menospreciaban la seguridad de las vacunas. La afirmación de que la dosis de AstraZeneca convertiría a las personas en chimpancés es un ejemplo de la información con la que las cuentas buscaban manipular a los cibernautas.

Las cuentas se dirigieron a audiencias en India, América Latina y, en menor medida, Estados Unidos, utilizando varias plataformas de redes sociales, incluidas Facebook e Instagram.

La red Fazze también se puso en contacto con ‘influencers’ en varios países para ofrecerles un pago por promover el contenido engañoso. No obstante, fracasó cuando usuarios en Alemania y Francia expusieron la oferta a sus seguidores.

Además de eliminar las cuentas de la red, Facebook prohibió a Fazze en sus plataformas. A pesar de que no obtuvo mucho alcance ni interacción, el gigante de las redes sociales continuará investigando para descartar intereses políticos tras la campaña