En la zona de tierra caliente los grupos criminales han multiplicado los bloqueos carreteros, ya sea con vehículos quemados o la excavación.

Las autoridades trabajan a marchas forzadas para reparar las zanjas o retirar los vehículos en llamas para restaurar el tránsito.

Esto ha sido la constante en municipios como Apatzingán, Buenavista, Aguililla, Tangamandapio, Jacona, Los Reyes, Uruapan.

A la zona, la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán incorporó mil elementos de seguridad para reforzar la vigilancia en la región de Aguililla.

La Guardia Nacional y la Defensa Nacional también auxilian en la contención de las actividades del crimen organizado que mantiene en estado se zozobra a la población.