Una nueva alerta ante el incremento de los activos del virus Sars-Cov-2 en Querétaro lanzó el vocero organizacional de Querétaro, Rafael López González; esta vez dirigida a los grupos de menor edad y a las personas que deciden no ponerse la vacuna.

Hoy el virus está infectando a los más jóvenes, sin que ello signifique que los adultos mayores ya se encuentren libres de riesgo y menos aún quienes decidieron no vacunarse o no recibir el cuadro completo, advirtió López González.

El incremento de los casos activos de Covid-19 está vinculado con el número de personas susceptibles, con las variantes cada vez más contagiosas del virus, así como el repunte acelerado de casos en estados vecinos, destinos vacacionales -como Quintana Roo- y entidades con las que Querétaro tiene una dinámica intensa de intercambio, como Ciudad de México y Estado de México.

Precisó que hoy solo 25% de la población de la entidad ha recibido la vacuna, lo que es insuficiente para frenar al virus, toda vez que las nuevas variantes como la Delta es casi cuatro veces más contagiosa que la cepa original, lo cual ha provocado que en sólo tres días de la semana pasada se presentara un incremento de 310 a 557, lo que hace un año tomó 28 días alcanzar.

Sin embargo, puntualizó que hoy el único factor que permanece en manos de la población es el entrenamiento social; es decir “nuestra propia conducta es lo que nos tiene a salvo o nos expone”. 

El vocero estableció que la efectividad de las vacunas se expresa en que los contagios, los casos graves y las defunciones, se concentran en los grupos que no han recibido la inmunización, lo cual se agudiza con la virulencia de las nuevas variantes que afectan más a quienes antes presentaban mayor resistencia a los contagios.

Informó que, en Querétaro, las defunciones del 16 de julio correspondieron a una persona de 35 años y una de 40, quienes no presentaban padecimientos previos; agregó que para la misma fecha se reportó el contagio de seis casos de niños de entre 0 y cinco años de edad en un solo día, mientras que 76% de los contagios corresponde a personas en los grupos de edad entre 20 y 49 años.

“Los casos de adultos jóvenes que comienzan a morir son cada vez más frecuentes, y todos ellos dejan historias desgarradoras como menores huérfanos y hogares rotos por la falta de la madre o del padre”, expresó el Vocero.

Agregó que la vacunación avanza, pero que la realidad es que aún está lejos el fin de la pandemia y, de hecho, no l estado se encuentra en uno de los peores momentos, “a pesar de que todos quisiéramos pensar lo contrario”, puntualizó.