Familiares de los dos estudiantes del Tec de Monterrey asesinados en 2010 denunciaron que la Fiscalía General de la República (FGR) pretende cerrar parte del caso en los próximos días. Informaron que las autoridades buscan disolver varias acusaciones abiertas en contra de los soldados que participaron en el homicidio de los jóvenes universitarios durante el sexenio de Felipe Calderón.

Tras conocerse el caso, se abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio en contra de los militares implicados, la cual sigue vigente. Sin embargo, todavía no hay una sentencia firme a 11 años del asesinato de Jorge Antonio Mercado y Javier Francisco Arredondo. Además, se abrió otra carpeta por el delito de portación y acopio de armas de fuego. Esta última es la acusación de la que la FGR quiere desistir por falta de pruebas.

Rosa Elvia Mercado, activista y madre de Jorge y, explicó al portal Animal Político que se enteró del desistimiento de la Fiscalía por una llamada telefónica el sábado pasado. En esa llamada, cuenta que la Fiscalía le pidió a ella, como víctima, que aportara evidencias en contra de los soldados en un plazo de 10 días hábiles, de lo contrario, cerrarían la acusación.

En 2019, el presidente López Obrador ofreció una disculpa pública a los familiares de Jorge y Javier. El 19 de marzo de 2010, los estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterey fueron asesinados a manos de militares, quienes además los hicieron pasar por dos peligrosos delincuentes. Incluso, modificaron la escena del crimen y colocaron armas en los cuerpos de las víctimas para comprobar su supuesto vínculo delictivo.