Durante la audiencia inicial fue vinculado a proceso el imputado por envenenar a los canes rescatistas Athos y Tango, pero continuará su proceso penal en libertad.

De acuerdo con información del Tribunal Superior de Justicia (TSJ, el Juez de Control, determinó al imputado las medidas cautelares de vigilancia y prohibición de acercarse al dueño y entrenador de los perritos.

Asimismo, el Juez determinó un plazo de investigación complementaria de dos meses que vence el 7 de septiembre.