El Gobierno del Estado pedirá al municipio de Querétaro que desista de la denuncia en contra de las cinco feministas que participaron en la marcha del 8 de marzo y que fueron detenidas por la Fiscalía General del Estado por daños a inmuebles.

El mandatario estatal, Francisco Domínguez, dio a conocer que se reunirá con el alcalde, Miguel Parrodi, para que desistan totalmente de la demanda, pues “yo dije ninguna acusación”.

Recalcó que aunque no está de acuerdo con las pintas, “es un movimiento que se debe respetar”.