El transporte público del país perdió 19 mil 500 millones de pesos en el 2020 a causa de la pandemia, por lo que, se requiere de la creación de un programa de apoyos financieros a este sector, sostuvo el presidente de la Asociación Mexicana de Autoridades de Movilidad (AMAM) y director del Instituto Queretano del Transporte (IQT), Alejandro López Franco.

Esto al participar en el marco de “Impactos de Covid-19 y prioridades para la recuperación del transporte público en México” organizado por dicha Asociación. 

En ese sentido, explicó que para recuperar el transporte público se debe impulsar la creación de un fondo específico para las necesidades de movilidad en las ciudades y con reglas específicas; y crear programas de incentivos fiscales en el transporte público para los sistemas integrados.

Asimismo, promover la exención del IVA; y la gestión para la asignación de subsidios a las políticas de movilidad urbana sustentable enfocadas a mejorar la calidad, cobertura y seguridad del sistema de movilidad.

También, precisó que se debe revisar y fortalecer los lineamientos vigentes del programa; así como favorecer el otorgamiento de créditos a las empresas del transporte público. 

López Franco, detalló que algunos de los impactos al transporte público a causa de la pandemia son: una caída de la demanda en un 30 por ciento y una pérdida en el 2020 de 19 mil 500 millones de pesos; mientras que para este 2021 se estima que se mantengan en un rango similar. 

Derivado de ello, resaltó tres problemáticas: la calidad de cobertura del servicio para los usuarios, que incluye el aumento en los costos de desplazamiento; empresas operadoras y sistemas en quiebra; y el retroceso en los procesos de modernización del transporte. 

Por todo lo expuesto, el también director del IQT, subrayó que la AMAM respalda la urgencia y la necesidad de avanzar en la creación de un programa de apoyos financieros al transporte público.