La administración estatal dejará un estado con finanzas sanas y cero deuda a la nueva gestión, afirmó el gobernador, Francisco Domínguez Servién. 

Esto tras sostener una reunión privada con el gobernador electo, Mauricio Kuri González. 

Recordó que en el 2015 recibió la administración con una deuda y déficit de dos mil 200 millones, la cual ya está en cero pesos. 

Por su parte, el gobernador electo, Mauricio Kuri González, reiteró que le entregarán un gobierno ordenado, con finanzas sanas y con dinero en caja. 

Reiteró que se está poniendo de acuerdo con Domínguez Servién para iniciar formalmente la entrega recepción.