Entre el 2.5 y el 3% de la matricula nacional de nivel bachillerato y universidad, desertaron en la pandemia, comentó Delfina Gómez, la secretaria de Educación Pública.

La deserción escolar se debe principalmente “a motivos económicos, fallecimiento de los padres y por miedo a que los hijos sufran un daño” comentó la funcionaria.

También comentó que hay condiciones para el regreso a clases, incluso habiéndose reportado el primer caso positivo de COVID-19 en un alumno de secundaria de la CDMX. 

Cabe señalar que de todas las capitales grandes del mundo, la Ciudad de México ha sido la última en regresar a las clases presenciales, con el compromiso de las autoridades de salud y educativas de mantener informada a la sociedad sobre las estadísticas de los casos detectados, confirmados o sospechosos, que por ahora son tres, uno confirmado y dos sospechosos, todos de escuelas particulares.