El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó esta mañana en conferencia de prensa que ordenó un despliegue de cuerpos de seguridad en las fronteras con Guatemala y Belice con el propósito de proteger a niños y jóvenes migrantes para que no sean objeto de la delincuencia.

El ejecutivo señaló que un sinnúmero de menores son utilizados para cruzar las fronteras, pues de acuerdo con la legislación, no se puede deportar a los adultos que se encuentren en compañía de menores. Así es como quedan abandonados en territorio nacional.

Las declaraciones surgieron a raíz de ser cuestionado sobre la información difundida por una asesora de la Casa Blanca, quien aseguró que los gobiernos de Estados Unidos, México, Honduras y Guatemala llegaron a un acuerdo para aumentar el número de cuerpos policiales en la frontera sur.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard dio a conocer que, de diciembre de 2020 a marzo de este año, el registro de menos migrantes aumentó al doble, mientras que el flujo general de migrantes se incrementó en casi un 200%.

Finalmente, el presidente realizó un llamado a los centroamericanos para ayudar a reducir el flujo migratorio e impedir que menores migrantes sin acompañamiento crucen las fronteras.