La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca, presentó el proyecto QUIVAX 17.4, que busca consolidarse como la primera vacuna mexicana contra COVID-19, a a los miembros del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Querétaro (CICQ).

El objetivo de la presentación fue mostrar a los profesionistas el trabajo hecho por investigadoras e investigadores de la UAQ respecto a la búsqueda de una vacuna efectiva contra COVID-19.

Durante la asamblea general ordinaria de dicho organismo, la Rectora de la Universidad agradeció el apoyo de parte del Colegio y ante el gremio profesionista, platicó acerca de cómo y por qué surgió el proyecto del Vacunatón UAQ, celebrado para conseguir recursos para la vacuna y cómo se ha desarrollado el trabajo vacunal universitario.

“Somos un buen puñado de grupos de científicos en México trabajando por diseñar vacunas con plataformas que no le piden nada a ninguna plataforma en el extranjero. Realmente el conocimiento lo tenemos, la capacidad la tenemos, pero nos falta ese salto que va del laboratorio a poderla llevar a la comercialización o por lo menos a las pruebas en seres humanos”, mencionó la Dra. García Gasca.

Afirmó que se requieren 20 millones de pesos para concluir la fase preclínica en animales y el objetivo es después comenzar con las dos de las cuatro fases de pruebas en humanos, por lo que los 7 millones de pesos recaudados en el Vacunatón UAQ son de vital importancia para seguir esta labor.