China sacó al mundo ya un pasaporte digital en el que se podrá verificar también la situación sanitaria de los viajeros, esta iniciativa ya está siendo analizada por Estados Unidos y claro, la Unión Europea.

Este nuevo pasaporte equivalente a un certificado sanitario para viajeros internacinales, será compatible por medio de una App a los sistemas operativos en los smartphones, para mostrar el historial de vacunación y pruebas de COVID-19 a quien desee viajar. Por ahora no es obligatoria, y está reservada para los chinos, pero sí representa una opción para la apertura de fronteras.

La Unión Europea presentará también su idea de pasaporte verde para el 17 de marco, pues además de acelerar la vacunación, necesita garantizar la reactivación económica.

No hay que olvidar que en estos momentos la polémica también está sobre la vacuna Sputnik V, pues al ser analizada, prontamente una de las responsables de la Agencia Europea del Medicamento, la desalentó, señalándola como una “ruleta rusa” por tener datos insuficientes sobre las personas vacunadas.