En 2010 la participación de las mujeres como regidoras, síndicas o presidentas municipales de los ayuntamientos era de 25.5%, en 2018 ya representaban 44.9% del total.

Considerando exclusivamente las presidencias municipales, en 2018 sólo una de cada cinco estaba a cargo de una mujer. La mitad de las presidentas municipales fueron elegidas en localidades de entre 2 500 y 14 999 habitantes.

El estado de Querétaro lidera la participación de las mujeres al interior de los ayuntamientos.

El 57.7% de las presidencias municipales, regidurías y sindicaturas son ocupadas por mujeres, el mayor porcentaje entre las 32 entidades federativas.

Otras entidades con alta participación femenina en los Ayuntamientos son Chiapas (56.7%), Tabasco (53.8%) y Nuevo León (52.5%).

Por contra, entidades como la Ciudad de México (25%) y Oaxaca (29%) tienen la menor participación de mujeres en dichas posiciones de gobierno.

Respecto de los otros poderes y órdenes de gobierno, en 2018, 40.7% de las judicaturas y magistraturas en los juzgados y tribunales superiores de justicia estatales estaban a cargo de mujeres.

En seis entidades federativas los juzgados y tribunales superiores de justicia estaban compuestos por 50.0% o más mujeres, pero la representación variaba desde 26.5% en San Luis Potosí hasta 60.6% en Yucatán.

Tanto el Senado de la República como la Cámara de Diputados han transitado hacia la paridad en los últimos años; en 2018, 49.2% y 48.2% de las posiciones estaban ocupadas por mujeres, respectivamente.